tratamiento de aguas Air Liquide

Un gran reto para el medio ambiente

Los gases industriales son una solución que respeta la normativa medioambiental relativa a la calidad de las aguas residuales vertidas. De rápida aplicación, las soluciones de gas no requieren grandes inversiones y pueden instalarse de forma temporal o permanente.

tratamiento de aguas Air Liquide

Aumento de la capacidad de tratamiento de su planta

De hecho, nuestros inyectores de oxígeno pueden tratar hasta un 50% más de agua.

Sin trabajo adicional

Nuestros equipos de tratamiento del agua se adaptan a sus instalaciones.

Reducción de los costes de mantenimiento

Gracias al CO2 en la neutralización, es posible evitar la corrosión causada por los ácidos minerales durante el tratamiento de los efluentes.

Eliminación de problemas en la planta

Como la formación de espumas, los componentes no biodegradables, los microcontaminantes y el color de las aguas residuales.

experiencia usuario Air Liquide

Reducción de olores

Especialmente las emisiones de compuestos orgánicos volátiles y los aerosoles. Esta reducción es efectiva en un 100%. También es posible reducir las producción de lodos en un 40%.

Esto incluye las emisiones olorosas y los aerosoles. Esta reducción es 100 veces más eficaz que la reducción de las emisiones de lodos en un 40%.

  • La experiencia a su servicio
    Escuchar sus necesidades, encontrar soluciones reales.
  • Pruebas in situ de soluciones temporales
    Una serie de equipos para probar nuestras soluciones in situ a escala reducida o a escala real pero de forma temporal
Ebook tratamiento de aguas Air Liquide

eBook destacado

¿Cómo puede aumentar la capacidad de sus instalaciones permanentes o temporales de forma rápida y económica?

Nuestros expertos responden en nuestro libro electrónico dedicado al tratamiento de aguas industriales.

¿Tiene alguna pregunta sobre el tratamiento de aguas? Rellene nuestro formulario de contacto

Nuestros expertos le responderán en menos de 24 horas
privacy

Air Liquide es un especialista en gases industriales y reconocido en el sector del tratamiento de aguas industriales. Con nuestra experiencia y conocimientos técnicos, le ofrecemos un asesoramiento de calidad sobre la instalación de sistemas de tratamiento de aguas residuales. 

Hay que distinguir dos tipos de efluentes: las aguas industriales y las aguas urbanas (públicas). El sistema de descontaminación del agua doméstica es diferente, ya que se recoge antes de ser depurada en una planta de tratamiento de agua con un certificado de autorización.

¿Por qué hay diferentes sistemas de tratamiento?

Las plantas de tratamiento de aguas residuales pueden instalarse en el lugar de producción de una fábrica. Su objetivo es tratar las aguas procedentes de procesos industriales y eliminar la contaminación presente antes de reutilizarlas en forma de reciclaje o verterlas al medio natural. 

Toda planta de tratamiento de aguas residuales debe cumplir la ley y respetar la legislación (Reales Decretos, reglamentos medioambientales y sanitarios, etc.) que se le aplica en materia de vertidos, calidad del agua y normas. 

Con el desarrollo de las actividades en España, la producción de las plantas es cada vez más importante y, al mismo tiempo, aumenta el volumen de agua destinado al tratamiento, lo que explica el desarrollo de diversos sistemas de depuración y de nuevas tecnologías. En general, el diseño de un sistema de tratamiento para una planta de tratamiento de aguas residuales se basa en las necesidades de su operación. 

Sin embargo, los estudios reflejan la evolución de la empresa a corto plazo y las obras construidas pueden resultar insuficientes con el tiempo. Cada vez más plantas de tratamiento se enfrentan también a picos estacionales y deben encontrar soluciones adaptadas de forma rápida y eficaz. 

Las soluciones y tecnologías de tratamiento de aguas residuales de Air Liquide se adaptan a las etapas de tratamiento ya establecidas, así como al circuito de reciclaje del agua para una posible reutilización de los recursos tras eliminar la contaminación del agua. 

Para algunas empresas, se trata de una verdadera recuperación del agua industrial mediante la reutilización de estos recursos que podrían parecer perdidos.

El equipo específico de tratamiento de agua de Air Liquide permite tratar un mayor volumen de agua gracias al uso de gas (inyección de gas en el agua de la cuenca).

 

¿Qué sistema de tratamiento se adapta mejor a sus necesidades?

El proceso convencional de tratamiento de aguas: en una planta de tratamiento de aguas residuales convencional, el funcionamiento se basa en varias etapas (pretratamientos, tratamientos primarios y tratamientos secundarios). La fase de pretratamiento permite la filtración del agua y puede estar compuesta por desbaste, desarenado, sedimentación y desengrasado. Esta fase filtra los principales residuos, pero no constituye un tratamiento completo. El tratamiento primario es el equivalente a la decantación (filtración, membranas).

El objetivo de esta etapa es eliminar la mayor cantidad posible de materia orgánica. El tratamiento secundario asegura el trabajo definitivo contra las bacterias orgánicas contenidas en las aguas residuales. 

Este sistema de tratamiento puede evolucionar según la línea de producción y las normas de la industria de origen. 
 

Sistema de tratamiento biológico para una mayor producción o tratamiento de efluentes químicos

El tratamiento biológico es una solución para un aumento puntual o a largo plazo del caudal, y para el tratamiento de efluentes de tipo químico. El tratamiento biológico responde rápidamente a su problema y puede integrarse en las instalaciones existentes. También permite ahorrar espacio al evitar el diseño de nuevos lavabos. Esta técnica se inspira en el entorno natural. ¿El principio? Utilizamos lodos (una mezcla de materia orgánica y tierra) que potenciamos con CO2 para que absorba la contaminación. A continuación, es necesario realizar una decantación para separar el agua tratada y los lodos. Se llevará a cabo en la planta o se enviará a tratamiento de lodos. Este sistema de tratamiento del agua multiplica el rendimiento de una planta por 2,5/3.

Sistema de tratamiento por neutralización del pH por CO2 para un agua que respeta con dificultad las normas de rechazos.

Cualquier agua que salga de una planta de tratamiento en Europa y se vierta al medio natural debe tener un pH inferior a 8,5. Sin embargo, dependiendo del sector industrial, puede ser difícil respetar este umbral. Las industrias alimentarias, por ejemplo, suelen utilizar agua para enjuagar los fondos de sus depósitos. Podemos desinfectar esta agua y reducir su pH simplemente inyectando CO2 (dióxido de carbono). El resultado del análisis es entonces sencillo y predecible. 

Con una red de expertos, Air Liquide puede ayudarle a encontrar el sistema más adecuado para su problema, sin modificar sus instalaciones existentes. Le aportamos soluciones de calidad, que generalmente requieren modificaciones sencillas como la instalación de los aparatos para las conexiones eléctricas necesarias para el correcto funcionamiento de nuestros equipos. Realizamos nosotros mismos el mantenimiento de los equipos y avanzamos de la mano de las industrias para acompañarle lo mejor posible en su proyecto de depuración. 

 

¿Por qué elegir Air Liquide para el tratamiento del agua?

Aumente la capacidad de tratamiento de sus plantas biológicas, elimine los olores espumosos y la contaminación refractaria, neutralice los efluentes alcalinos con gases industriales y la experiencia de los expertos de Air Liquide. 

Su socio privilegiado en el tratamiento del agua le ofrece una gama global de gases, equipos y servicios. Tiene todas las soluciones para cumplir, regular y aumentar la productividad de sus plantas de tratamiento de aguas residuales industriales y plantas de tratamiento de aguas municipales (urbanas). 

Air Liquide colabora estrechamente con las empresas industriales y ofrece unas competencias y una experiencia inigualables. Cada solución es el resultado de constantes estudios para mejorar las obras del sistema de aguas residuales y las intervenciones en torno al agua y las aguas residuales.
 

¿Qué tipos de agua se pueden tratar?

Todas las aguas urbanas recogidas (la escorrentía de las aguas pluviales, los compuestos orgánicos e inorgánicos presentes en las aguas negras) pueden tratarse directamente en una planta de tratamiento.

Las aguas industriales suelen estar más contaminadas, tanto si se utilizan como agua de refrigeración, como si son residuos de vertedero o aguas residuales de un pozo de desechos. Sin embargo, el tratamiento de las aguas industriales no es menos eficaz si la infraestructura dedicada es eficiente.

 

NEXELIA™, La solución de descontaminación en el centro de la cuestión crucial de la escasez de agua

Air Liquide ofrece la solución más fiable, avanzada y eficiente para el tratamiento de aguas residuales. 

Nexelia™ se inscribe en un contexto particular en el que la descontaminación del agua se ha convertido en una prioridad: 

844 millones de personas en el mundo no tienen acceso al agua potable, es decir, el 11% de la población mundial, 

El 30% de la población no tiene acceso al agua a través de un grifo, es decir, unos 2500 millones de personas, 

El 60% no está conectado a una planta de tratamiento de agua segura. 

 

El problema de las depuradoras

Esta escasez de agua, fuente de carencias y enfermedades en las poblaciones afectadas, se debe en gran medida a las insuficientes o inexistentes acciones de descontaminación. Esto afecta a varios millones de habitantes de la Tierra. De hecho, las empresas y las comunidades están obligadas a tratar los efluentes resultantes de sus actividades. El tratamiento de estos efluentes puede incluir varias etapas clasificadas según su posición en el tratamiento completo (primario, secundario y, a veces, terciario). El resultado del tratamiento está sujeto al cumplimiento de normas europeas cada vez más estrictas. 

En función de sus normas de funcionamiento, los industriales pueden verter sus efluentes directamente a la red, o pueden estar obligados a realizar un pretratamiento o un tratamiento completo de sus efluentes. En el caso de un tratamiento completo, el efluente puede verterse en un entorno natural como un río. El tratamiento puede llevarse a cabo mediante diferentes procesos, como los físico-químicos (más bien primarios), el tratamiento biológico (más bien secundarios), el tratamiento oxidante con ozono, por ejemplo, o la adsorción sobre carbón (más bien terciarios). Todos estos tratamientos permiten eliminar las diferentes formas de contaminación, principalmente la carbonosa (hidrocarburos, alcohol, ácido carboxílico, por ejemplo) y la nitrogenada, que puede estar presente en forma sólida, coloidal o disuelta.
 

¿Qué pasa con el tratamiento del agua doméstica?

Hay dos modos de saneamiento para el agua doméstica. Saneamiento individual y saneamiento colectivo. En el saneamiento colectivo, las aguas domésticas relacionadas con la actividad y el consumo humano se recogen mediante redes que se conectan a una planta de tratamiento. Las aguas negras corresponden a las aguas sanitarias de los inodoros, y las grises a las de los baños y cocinas. En el caso de los efluentes urbanos, se utiliza el equivalente habitante para cuantificar la contaminación que se trata en una planta de tratamiento. La unidad: equivalente habitante corresponde, principalmente en Europa, a 200 litros de agua al día que contienen unos 60 gramos de contaminación biodegradable (DBO5). Para una información más detallada, existen sistemas de información sobre el agua que explican a los consumidores el tratamiento del agua y de los lodos de depuradora. Estos centros de información sobre el agua publican regularmente informes que pueden descargarse en línea.
 

NEXELIA™, La respuesta global a todas las necesidades

Con Nexelia™ para Tratamiento Biológico, Nexelia™ para Oxidación Avanzada o Nexelia™ para Neutralización de Efluentes, usted optimiza la capacidad de tratamiento de su planta de tratamiento de aguas residuales y controla sus costes de operación. 

Estas soluciones de tratamiento del agua desarrolladas por Air Liquide permiten un control óptimo de la calidad del agua por usted, con facilidad. De este modo, se garantiza el cumplimiento de las normas exigidas por la administración, en beneficio de los municipios y las comunidades. Si es necesario, en caso de superaciones o defectos en la calidad del vertido, Nexelia™ le permite tomar las medidas necesarias para cumplir con los requisitos legales en un tiempo récord. Además, se beneficia del mantenimiento regular de las instalaciones de tratamiento, garantizando la eficacia de sus instalaciones y la continuidad de su actividad.

Las ventajas de AIR LIQUIDE:

  • Experiencia: Air Liquide cuenta con un grupo de técnicos y expertos que trabajan en el tratamiento del agua. Los equipos de Air Liquide se adaptan a cada caso y siempre encuentran la solución ideal para el tratamiento de aguas residuales según su sector. Están presentes a su lado durante el proceso de tratamiento de las aguas residuales. 
  • Servicio de la A a la Z: Las soluciones de Nexelia™ incluyen el suministro de gas, el equipamiento y el mantenimiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales. Nuestros equipos gestionan todo con total transparencia y siguen el pliego de condiciones al pie de la letra. 


 

Air liquide y usted, lo más cerca posible de sus necesidades de tratamiento de agua

Las respuestas a todas sus preguntas relacionadas con el tratamiento del agua... 

¿Quiere ahorrar dinero en su planta de tratamiento de agua y optimizar su eficiencia? 

Si nota un pico de contaminación difícil de tratar por sus instalaciones actuales, Air Liquide le ofrece una solución adaptada. No es necesario realizar obras civiles para ampliar su planta. Con Nexelia™ para el tratamiento biológico, usted aprovecha todas las ventajas del oxígeno puro en el tratamiento del agua. Así, su planta de tratamiento podrá hacer frente a los picos sin necesidad de realizar grandes modificaciones, y con las ventajas añadidas de reducir el consumo de energía, los problemas de formación de espuma, las emisiones de olores, el consumo de antiespumantes y una mayor flexibilidad de su planta para adaptarse a la carga contaminante entrante. Esta solución le permite evitar fuertes reinversiones al tiempo que aumenta la productividad de su planta de tratamiento. 

¿Quiere tener todos los datos sobre el agua antes de elegir? 

Podemos evaluar rápidamente la pertinencia de estas soluciones sobre la base de la información que nos proporcione, de manera confidencial. Nuestra respuesta integrará las pocas adaptaciones necesarias de su planta de tratamiento a la solución de gas, el impacto de la solución en los lodos de la planta de tratamiento.

 

Gases en el tratamiento del agua

¿Para qué se utilizan los gases industriales en las plantas de tratamiento de aguas? 

  • El gas nitrógeno se utiliza para la inertización de seguridad de materiales inflamables como lodos secos, carbón activado, en plantas de agua potable, por ejemplo. 
  • El oxígeno se utiliza para potenciar su planta biológica y, en algunos casos, para oxidar compuestos como los sulfuros, los sulfitos y otros compuestos de azufre que pueden encontrarse en el efluente. 
  • El dióxido de carbono se utiliza en la producción de agua potable para el equilibrio calco-carbónico del agua, así como para la neutralización de efluentes alcalinos, para sustituir a los ácidos fuertes, siempre peligrosos de manejar y almacenar. 
  • El ozono, según las zonas geográficas del mundo, se produce a menudo a partir de oxígeno puro, y se utiliza en la desinfección del agua, así como en los tratamientos terciarios, para eliminar el color, la DQO refractaria, los microcontaminantes, etc.