sistema_recoleccion_aguas_residuales

Sistema de recolección de las aguas residuales

La recogida de aguas residuales es la primera etapa del proceso de tratamiento.
Air Liquide le explica esta etapa crucial en un tratamiento de aguas.

Antes de llevar las aguas residuales a un sistema de tratamiento, primero hay que recogerlas. Esta etapa, muy importante, merece ser más conocida por el gran público teniendo en cuenta los desafíos medioambientales que genera. Este es el motivo por el que Air Liquide, especialista en el tratamiento de aguas residuales desde hace muchos años, ha decidido dedicarle una página a este tema.

¿Cuáles son los dos tipos de sistemas de recolección del agua?

La recogida de las aguas residuales puede realizarse a través de una red colectiva o no colectiva.

•  La red colectiva es el sistema clásico empleado sobre todo para las aguas residuales domésticas de las viviendas ubicadas en zonas urbanas.
•  Cuando se hace mención a un sistema de recogida no colectivo, hablamos de un sistema especial implantado en función de las limitaciones existentes, como el terreno, las viviendas aisladas o los lugares muy alejados de una estación depuradora.

¿Cómo se organizan las redes utilizadas en la recolección de agua?

El sistema de recogida de agua se basa en canalizaciones subterráneas que transportan el agua. Estas redes pueden ser unitarias, es decir, que recogen y tratan las aguas pluviales y las aguas residuales, o separativas. Las redes separativas son de hecho redes dobles con una conexión para el agua de lluvia y otra para las aguas residuales.

La ventaja de la red separativa es que las aguas pluviales, consideradas poco contaminadas, se vierten directamente al medio receptor (ríos y lagos principalmente). Estas aguas también pueden ubicarse en tanques de tormentas y utilizarlas para regar los jardines, calentar las casas o dar de beber a los animales. Esto permite no sobrecargar las estaciones depuradoras.

¿Qué aspecto tienen las instalaciones de recolección del agua?

Estas instalaciones son simplemente tubos enterrados en pendiente, lo que permite al agua circular con un caudal bastante elevado. La remontada del curso es posible gracias a un tornillo sin fin o una bomba.

¿Cuáles son las etapas intermedias?

Antes de llegar a la estación depuradora (los desagües o los diferentes sistemas de recogida), el agua almacenada en los colectores puede someterse a un tratamiento previo denominado “fosa séptica”. Permite tratar el 30% de la contaminación presente, sobre todo los grandes residuos flotantes (papel higiénico, latas, bolsas de plástico, etc.).

¿Tiene alguna pregunta sobre el tratamiento de aguas? Rellene nuestro formulario de contacto

Nuestros expertos le responderán en menos de 24 horas
privacy