Carbonatación

La desoxigenación consiste en eliminar el exceso de oxígeno disuelto en el líquido, inyectando nitrógeno o dióxido de carbono en forma de pequeñas burbujas. Por medio de un gradiente de concentración, estas burbujas fuerzan el paso del oxígeno disuelto a la fase gaseosa, que después se purga del líquido. Esto puede reducir el oxígeno residual retenido en la bebida a tan solo 1-3 ppm, lo que amplía significativamente la vida útil de la bebida.

¿Tiene alguna pregunta sobre la Desoxigenación? Rellene nuestro formulario de contacto

Nuestros expertos le responderán en menos de 24 horas
privacy