¿Cómo elegir el equipo de crioconservación adecuado para mis necesidades?

Los crioconservadores disponibles a través de los fabricantes o proveedores en el mercado ofrecen equipos y capacidades de almacenamiento muy diferentes, con dos tipos de almacenamiento (fase gaseosa o líquida). Pueden rellenarse manual o automáticamente. Las normas de seguridad para su uso son esenciales. 

Lectura: 5 min

Choisir le matériel de cryoconservation adapté à mes besoins

La criopreservación  es una técnica utilizada para preservar células o tejidos enteros de forma viable a temperatura ultrabaja. A estas temperaturas de congelación, se suspende toda actividad biológica, incluidas las reacciones biológicas que provocarían la muerte celular.
Los crioconservadores que se ofrecen pueden utilizarse para conservar cepas humanas, animales o vegetales, virus y bacilos, para preservar la biodiversidad y los recursos genéticos, e incluso como apoyo a los frigoríficos mecánicos.

Entre las preguntas clave a la hora de elegir el equipo criogénico están: 

  1. Evaluar la capacidad de almacenamiento del equipo en términos del número de muestras que puede albergar, asegurándose de que satisface sus necesidades actuales y futuras.
  2. Optar por depósitos diseñados para su uso en fase líquida o gaseosa, teniendo en cuenta que los aspectos relativos al llenado, la temperatura, el uso diario, la seguridad de los usuarios y el riesgo de contaminación cruzada son muy diferentes.
  3. Elegir como opción un sistema de control y alarma autónomo para avisarle de las variaciones de temperatura o de cualquier otro problema.
  4. Decidir si va a suministrar nitrógeno líquido de forma manual o automática.
  5. Garantizar la seguridad de sus empleados, clientes o subcontratistas invirtiendo en EPIs, detectores de anoxia, mantenimiento (para evitar la formación de hielo en el tapón o la tapa) y formación. 

¿Necesita asesoramiento para elegir un crioconservador?

¿Cómo elegir la mejor tecnología y los envases de mayor calidad al precio más competitivo?

Tras haber decidido invertir en uno o varios contenedores de criopreservación para su laboratorio de investigación, es el momento de revisar las cuestiones clave. El objetivo de su proyecto es obtener de un fabricante la mejor tecnología, los materiales  adecuados y los envases de mayor calidad al precio más competitivo con el fin de reducir los gastos innecesarios. La pérdida excesiva de nitrógeno líquido por evaporación, debida a un mal aislamiento  de los recipientes, puede acarrear elevados costes operativos.

La capacidad de almacenamiento es fundamental, ya que sobre esta base sabré si soy capaz o no de almacenar y hacer la conservación de todas mis muestras actuales y futuras. El tamaño de cada muestra y el número de muestras almacenadas influyen en la elección del crioconservador. Si mi negocio está creciendo, también necesito prever las necesidades adicionales de congelación y almacenamiento de muestras, e invertir en equipos con capacidad escalable.

¿Necesita asesoramiento sobre soluciones de suministro para su laboratorio?

 Almacenamiento de nitrógeno: ¿líquido o gas?

Otra dimensión a tener en cuenta se refiere a la fase de almacenamiento del nitrógeno: líquido o gaseoso. En efecto, estas dos tecnologías presentan ventajas y desventajas diferentes.

Líquido   Gas
Manual o
automático
Llenado Automático obligatorio
Uniforme Temperatura Gradiente
Peso del rack
+ nitrógeno
Utilización Rack sin nitrógeno - 
Bajo peso
Riesgo de proyección
de nitrógeno
Seguridad de
los usuarios
Sin proyección de
nitrógeno al sacar los racks
Riesgo de
contaminación cruzada
Contaminación cruzada Minimiza el riesgo de
contaminación cruzada

Sus catálogos de muestras son valiosos. Por ello, es altamente recomendable que los laboratorios dispongan de dispositivos de seguridad específicos para vigilarlos. Una pantalla que permita ver de un vistazo la temperatura y el nivel es una opción útil. También existen otras muchas opciones.
Estos dispositivos pueden acoplarse a accesorios de llenado automático si así se requiere. Además, disponemos de servicios como la externalización de sus muestras. Requieren un alto nivel de pericia para evitar perder las muestras que necesita para sus análisis.
Dependiendo de la naturaleza de su actividad y del volumen de muestras, existen varias opciones para asegurarse de que dispone del nitrógeno líquido que necesita para conservarlas. Puede optar por el llenado manual o automático; este último se recomienda para números de muestras muy elevados.

Trabaje con total seguridad

Por último, es su responsabilidad tomar las medidas necesarias para garantizar que sus empleados estén seguros en su trabajo cotidiano. Lo primero es identificar los riesgos de la crioconservación, como la anoxia o las quemaduras criogénicas causadas por proyección o contacto. En el caso de una sala de crioconservación, la fase de diseño es el primer paso en materia de seguridad. Nuestros expertos pueden asesorarle en esta fase clave. 
La seguridad de todos depende también del servicio de mantenimiento de estos equipos a presión, del uso de equipos de protección individual (EPI) y de la formación en buenas prácticas de uso del nitrógeno líquido y de los principales equipos asociados (por ejemplo dewars o contenedores de criopreservación en nitrógeno líquido).

¿Necesita asesoramiento para elegir un crioconservador?

¿Necesita asesoramiento sobre el uso de botellas de gas en su laboratorio? Rellene nuestro formulario de contacto.

Nuestros expertos le responderán lo antes posible.
privacy