Dióxido de carbono para la remineralización

Descubra el Tratamiento biológico de aguas

El dióxido de carbono se utiliza para conseguir un adecuado equilibrio calco-carbónico en aguas blandas o procedentes de osmosis inversas, formando bicarbonatos y obteniendo agua potable de óptima calidad. El dióxido de carbono también se puede utilizar para reducir la dureza de aguas incrustantes.

¿Tiene alguna pregunta sobre el dióxido de carbono para la remineralización? Rellene nuestro formulario de contacto

Nuestros expertos le responderán en menos de 24 horas
privacy